Personas Tóxicas:



He conocido a infinidad de personas a lo largo de mi vida, al igual que muchos de vosotros por supuesto, pero no he tenido la paciencia suficiente para aguantar a muchas de ellas, de hecho, no he podido soportar más de cuatro cosas que me han dicho o sus acciones, que no me han parecido correctas. En mi opinión, las personas tóxicas son aquellas que inundan tu día a día de negatividad, de quejas, de opiniones cada vez más pesimistas, de egocentrismo, hipocresía, envidia y muchas otras cosas que si las digo, podría tirarme toda la noche.

Este tipo de personas han hecho que tomara la decisión de apartarme en cuanto a amistades, está claro que no se puede tener una relación amistosa o familiar si esa persona no está por la labor de comportarse como tal y no respeta las decisiones o las opiniones de los demás. Siempre me he encontrado con alguien que trata de ser mejor que tú, de tener la voz más alta y eclipsarte por completo en una clase llena de gente y que le importa un bledo si te quedas atrás o te humillan, también a ese alguien que no tiene un mínimo de decencia y decide en medio de una presentación coger tu parte y que te quedes sin decir prácticamente nada alegando que él es más hablador y comunicador cuando tú sabes que no ha sido así en absoluto y se ha agenciado lo que no era suyo para aparentar más que tú, a los típicos que mientras estás en plena presentación te miran de arriba a abajo con cara de asco por no llevar las prendas de marca que tanto les caracterizan y por no ser una niña de papá y mamá.

Por dar mi opinión he sido criticada innumerables veces porque personas como estas no saben respetar lo que piensan otros, su manera de ser o sus creencias. De hecho, cuando empecé la Universidad debía de permanecer invisible para que nadie me conociera y pudiera pasar desapercibida, quería evitar que tuvieran la suficiente información sobre mí para poder criticarme, la verdad, me salió bien la jugada porque casi ni se dieron cuenta de que yo existía. Una de las cosas que producen estas personas en uno/a mismo/a, es que te minan la moral y te bajan la autoestima porque quizá, no se dan cuenta o no quieren darse cuenta, lo mismo incluso, intentan hacerte daño pero como disimular es gratuito porque quieren aparentar que no quieren ofenderte (lo he visto millones de veces), pues lo único que consiguen es plagarte de negatividad y tristeza, de momentos oscuros que ninguna persona joven que quiere disfrutar de la vida debería experimentar.

Cuando me he topado con prepotentes, bueno... estos son mis favoritos, tan solo necesitan una dosis de realidad para darse cuenta de que no son mejor que nadie ni están por encima de ninguna otra persona que surque la Tierra. Se piensan que son los mejores en todo, que destacan en cualquier actividad habida y por haber y, cuando haces algo tan bien que te dan la enhorabuena, ellos necesitan ese protagonismo y tirarte por el suelo con afirmaciones como: "tampoco es para tanto", "hay muchos escritores que lo hacen mejor que tú" o mi preferida "hay un tío que tiene un blog y ha escrito un libro que tiene diez mil seguidores, eso sí que es una persona que sabe escribir", pues yo a eso lo llamo envidia, pero cada uno... Los que te miran por encima del hombro son los que peor están de autoestima y no se quieren a sí mismos ni una pequeña parte de lo que te quieres tú, necesitan destacar y ser las personas más importantes de la sala, es enfermizo pero ocurre en demasiadas ocasiones.

Me he topado con manipuladores y controladores, los cuales, son capaces de manejar cualquier situación y controlarla de manera para que termines haciendo lo que ellos quieran a pesar de tu negativa constante a hacerlo en varias ocasiones. Son personas que parece que no entienden el idioma en el que les hablas, no saben que el "no" simplemente es un término que da lugar a la negación y que nadie cambiará ese hecho por mucho que lo intente. Siempre tienen que salirse con la suya y, además de haber manipulado la situación para que sea como ellos dicen, te controlan para saber si realmente has hecho exactamente lo que te han dicho que hicieras. Esto es una especie de obsesión o algo por el estilo porque termina siendo muy molesto, sobretodo cuando no se fían de ti, te siguen a todas partes y cuando les pillas, se ríen tratando el tema de forma normal y sacando la excusa más barata del planeta: que están intentando protegerte, por favor... También, tratan de que tu vida gire en torno a ellos, a sus necesidades y sus gustos extraños, empiezan a pedirte y tú tienes que darles todo lo que piden sin pensarlo dos veces, si no lo haces, prepárate para las amenazas. Estos, para mí, son los que más agotan.

Y los posesivos, se llevan la palma. Se creen que eres un objeto de su propiedad, que van a poder zarandearte como un muñeco y que no vas a replicar por ello. Tan solo eres de ellos, como ha pasado muchas veces entre las parejas tanto en hombres como en mujeres, no puedes simplemente estar hablando con otras personas o compartir ideas, no puedes siquiera salir con quién quieras y comportarte como una persona normal. Se sienten tan solos a pesar de tener gente a su alrededor, que necesitan que estés con ellos todo el tiempo. Desconfían cuando vas a cualquier sitio, si te ves con alguien que no sean ellos o si decides mudarte a cualquier otro sitio que no tenga que ver con sus vidas, se vuelven locos cuando descubren que no tienes la misma opinión en cuanto a ellos, las preguntas constantes de dónde has estado, con quién y por qué son persistentes, su control es agotador y terminas por enterrarte en ti mismo/a en su habitación esperando que alguna vez puedas sentirte libre. 

Hay otras personas muy especiales que tratan de acosarte constantemente aunque les has comentado en varias ocasiones tanto de buenas como de malas formas que no quieres volver a ser amigo/a de ellos y no hay forma de que capten el mensaje. Son una pesadilla, dado que, si no quieres seguir viendo a una persona y no deja de aparecer cada vez que sales a la calle para acoplarse contigo y los demás amigos, pues ya me dirás qué haces si no hay manera de que se vaya, e incluso, que te deje de hablar. Y, por mucho que le preguntas en plan borde: "¿te hemos dicho que vengas con nosotros?", "¿y tú qué haces aquí?", o incluso, "¿podrías dejarnos en paz?", pues no hay manera de que se aleje. Creo que lo único que se puede hacer en estos casos es dejarles de hablar porque no hay ninguna otra solución posible, dejar que se vayan cansando y seguro que al cabo de un mes dejarán de incordiar.

Bueno, lo que quiero decir con todo esto es que debemos alejarnos de las personas tóxicas, dado que, nos traen malas vibraciones a nuestra vida y pueden convertir nuestros días soleados en lluvia y tormenta. Al ser una persona un poco negativa, como comenté en una entrada anterior (pensamientos negativos, si quieréis leerla dadle al link), me afecta mucho más la presencia de estas personas en mi día a día y he tratado de alejarlas lo máximo posible para que mi vida sea más tranquila y pueda centrarme únicamente en aquello que tengo preparado para mí y para mis proyectos tanto conjuntos como individuales. Creo que es bueno que progresemos poco a poco y que dejemos atrás las malas vibraciones, los pensamientos negativos, los actos y las personas que han sido o son tóxicas para nosotros y seguir adelante por el camino que vamos construyendo en nuestra vida y nuestro alrededor. 


Espero que os haya gustado esta reflexión y que podáis alejar también a las personas tóxicas de vuestra vida. Podéis comentar vuestras experiencias, como sabéis, ¡os leo!

Comentarios

  1. Guía excelente y útil para personas tóxicas y cómo protegerse. Puede conocer a muy pocos de ellos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a veces no nos damos cuenta de lo que nos producen este tipo de personas y que realmente podemos alejarlas de nuestra vida sin problema.

      Me alegro de que te haya sido útil lo que he compartido. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Hola de nuevo, Laura.
    Hace muchos años que no me tropiezo con personas así, tal vez, porque me falta paciencia para soportarlas y si aparecen a mi lado duran menos que un suspiro.
    Si no recuerdo mal hice un comentario en tu entrada sobre la "negatividad" y (sin ánimo de ser protectora ni pretender ejercer de madre) puedo decirte, porque ya visto de canas, que cuando se "atrae" a determinadas personas, es interesante preguntarnos la razón.
    Vuelve a pasarme lo mismo, no se si describes experiencias tuyas o es algo inventado. En cualquier caso, como dice Paula, es una excelente quía para quienes puedan tener ese problema.
    A ver si el siguiente me lo pones más fácil y soy capaz de descubrir si es real o es ficción. Jeje.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. Te puedo asegurar que todas las entradas de este blog son verdaderas y experiencia propias, además de opiniones siempre desde el respeto. Realmente, sé por qué atraigo a estas personas y creo que una de las cosas es para mantener mi paciencia a raya.

      Gracias por comentar, un saludo.

      Eliminar
  3. lo mejor que se puede hacer en la vida es alejarse de las personas toxicas esas personas no dejan cumplir las metas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Delincuencia Convencional y No Convencional:

Diario de la Granja Humana:

Lecciones Importantes: