Opinión:



Tan solo una sola palabra se puede convertir en crítica, una luz en completa oscuridad y un agradable sonido en un ruido ensordecedor. Las opiniones fluctúan, se contradicen y son dichas en voz alta perdiendo por completo el derecho a ser tuya propia, deja de estar en un rincón más de tu mente, o incluso, en un pedacito de tu corazón. Tratas de encontrar la manera de no ofender al otro, pero siempre existirá una ofensa donde permanece el ofendido, lo mismo tienes razón o va a empezar a debatir cosas defendiéndose ante todo de ti, algo que jamás podrás cambiar. Pasas del tema pero quizá más tarde o unos días después, te pase factura con un silencio ensordecedor o con unas palabras malsonantes que llegan en un mal momento y ni siquiera entiendes por qué, centrándote solamente en que ya se le pasará, observando unos meses más tarde que quizá, no lo haga.

A veces, creemos conocer a alguien por lo que nos han contado u oído de esa persona pero, en realidad, no tenemos ni la menor idea de qué maravillas, desastres o tristezas puede traer en su interior. Es muy fácil juzgar, decir lo que primero viene a nuestra mente, articulándolo con unos labios que deshechan mentiras. Una vez dicho, ya no se puede volver atrás como si jamás hubiese ocurrido y ya no podemos enmendar esa impetuosa acción que critica hacia alguien que no nos ha hecho ningún daño. En ocasiones, se hace por gusto o por ser aceptado en un grupo social, es tendencia criticar al más débil, maltratarlo de cualquier manera posible para que se sienta mal consigo mismo, consiguiendo ser un peón más en su subida a la cima de la popularidad en su clase, esto es lo que llamamos "bullying", algo que me ha pasado y que desprecio con toda mi alma. Las personas no tienen ni idea de cuánto daño pueden infligir a los demás con sus palabras, con sus miradas juzgadoras y sus desprecios, no tienen ni idea de hasta dónde puede llegar la víctima o persona afectada por ellos, ni siquiera pueden saber cómo va a reaccionar, desde un suicidio hasta un acto violento en el que, más tarde, no podrá reconocerese ni a sí mismo por lo que ha hecho.

Creemos saberlo todo, nos aferramos a una verdad que no es real. Se pretende hacer lo que otros quieran, pero nadie se mira a sí mismo para encontrar una opinión sincera, siempre debe haber otro que nos diga quiénes somos o quiénes debemos ser, es realmente agotador ver todo esto por ahí. Se tiene la certeza de que una persona tiene razón, lo ve desde su punto de vista y opina sin pensar en si ha ofendido a alguien o le ha hecho daño involuntariamente, nadie repara en que las personas sensibles existimos y que también hemos tenido nuestros momentos de completa soledad y confusión. Hemos llegado a un punto en que no nos comprendemos, solo salen palabras de nuestra boca sin pensar, sin saber realmente lo que le pasa por la mente a otra persona, ni siquiera qué le habrá pasado en su vida para ser tan reservada o tan distante, nadie puede saberlo si no dejan la opotunidad a alguien que de verdad ha sufrido y tan solo quiere explicarse.

En cuanto a mi experiencia, siempre he tenido que aguantar opiniones de todo tipo sobre mí pero bueno, tan solo se quedaron en eso, simples opiniones que ni siquiera definían quién era yo realmente o en quién me convertiría en un futuro. Al principio, sí que me ofendían profundamente, me importaba qué pensaran los demás de mí pero llegó un momento en el que me dije a mí misma que nadie tenía por qué tratarme de esa manera simplemente porque pensaran que yo era débil y que era lo más parecido a un cachorro asustado, nada iba a hacer que cambiara mi personalidad, de hecho, nadie lo hizo. Me cerré en banda y dejé de hacer favores a personas que me criticaban por la espalda, en verdad, dejé de hacer muchas de las cosas que consideraba "actos de compañerismo" como ayudar a hacer los deberes a los demás, estudiar juntos, incluso conectar con alguien, les corté el suministro de sonrisas y completa amabilidad, si iban a tratarme así, esa era su consecuencia. Quizá les pasé factura pero no iba a dejar que me tomasen el pelo, está lleno de opiniones y yo lo acepté como tal, me desplacé tanto como pude y desde ese momento hasta hoy he aprendido a que, cuando me pidan la opinión, no voy a decir otra cosa que: "bueno, cada uno es como es", ¿sabéis por qué? Porque en una opinión reside la critica y cuánto menos incites al otro a hacerlo, mejor estarás con tu entorno, que ni siquiera sepan qué grupo de música te gusta y aún así sigan intentando saberlo, no tiene precio.

También me gustaría añadir que en el tema de los blogs, me he sentido muy arropada con los comentarios vuestros y he podido saber si os gusta o no lo que escribo gracias a vuestras opiniones, no son críticas absurdas que tratan de hacerte daño sino crecer en cuanto a la escritura se refiere y a poder publicar libremente lo que piensas. En un principio, me daba terror poner la opción de "Blog Público" y compartirlo porque llegué a pensar que habría más críticas que otra cosa pero no me he podido sentir mejor leyendo vuestros comentarios y me siento agradecida por todo lo que apoyáis los blogs y mi forma de escribir, anteriormente era tan solo mía y me la guardaba para mí con mucho cariño y aprecio, era un pedacito de mi interior que difícilmente dejaba que saliera pero quise compartirlo con vosotros y eso es lo que cuenta, bonitas opiniones y críticas constructivas que nos hacen progresar entre nosotros, no hacernos daño a nadie ni somos enemigos unos de otros como muchos hacen en algunas redes sociales que tan solo se comentan en vídeos o publicaciones de blogs para meterse con la gente, los llamados "haters".

Quiero decir que siempre hay gente que apreciamos que nos sorprende, nos aprecian como somos y nos podemos llevar muy bien con ellos, no todos se comportan de esta forma, pero hay que tener cuidado con aquellos que tratan de criticar cada cosa que decimos, mucha gente cotilla y que no tiene otra cosa mejor que hacer que meterse en las vidas ajenas, es muy típico en nuestra cultura. Así que, un consejo: No déis vuestra opinión a quién creáis que no la merece porque al cabo de unos días, un amigo o un conocido te contará todas las cosas que han dicho a tus espaldas y te sentirás peor que si decides no decir más que lo que he comentado antes. Es una forma de autoprotegerse, lo sé, pero me ha servido de mucho, he estado más tranquila en cuanto a las relaciones con conocidos se refiere, terminan sin saber demasiado de mí pero creo que así se tiene un mejor ambiente entre las personas, no soy alguien que tenga opiniones corrientes, como podréis comprobar. Recordad que las opiniones son tan solo eso y no tienen por qué definir la vida de nadie, no identifican la personalidad de nadie y podemos opinar de otros de una forma educada y sin ofender, algo que la raza humana todavía no ha aprendido a hacer, por lo que veo...


Espero que os haya gustado la reflexión. Un beso y un abrazo, lectores.

Comentarios

  1. ¡Hola Laura! Gracias por compartir sus pensamientos sobre las palabras y la capacidad de las palabras para lastimar, tanto directamente como detrás de la espalda, y sobre el acoso escolar. Los comentarios que ha hecho reflejan experiencia, empatía, dignidad y una imagen de sí mismo saludable. Esa es mi opinión.

    Tienes razón sobre las palabras. Llevan botas duras y marchan con orgullo tan pronto como salen de la boca. Pueden calmar, consolar, herir o destruir.

    He recibido mi parte de acoso cuando era mucho más joven. Leí muchas cosas y mis calificaciones eran muy altas. Eso hizo que muchos de mis compañeros de clase de celos. Formaron una camarilla que no jugaría con los estudiantes de honor. Yo era un estudiante de honor.

    Pasó el tiempo y aprendí que era importante ser yo mismo, vivir para complacer a mi Hacedor ya mí mismo y no prestar atención a los matones. Yo les despidió cuando tenía 12 años y aprendí a vivir la vida como un individuo, a mi manera.

    He vivido con mierda y chismes, especialmente en el trabajo y cada vez que he enfrentado esas palabras con mi verdad o la sabiduría compartida por un amigo que conocía la política y la dinámica del lugar de trabajo mejor que yo. No toleraría ser el tema de un rumor .

    Su blog es de interés e importancia actual. Gracias por tus esfuerzos.

    Ten un excelente fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, como siempre y por compartir tu experiencia. Al fin y al cabo, nosotros somos los que decidimos cómo vivir, no las opiniones de los demás.

      Gracias de igual forma por tu comentario. Un besillo.

      Eliminar
  2. Hola.
    Opino igual. En mi casa siempre han insiisitido mucho en que no hay que juzgar ni decir cosas dañinas a los demás, y menos gratuitamente porque a veces, en una discusión uno puede decir algo hiriente y luego arrepentirse, pero fríamente...eso es odioso.
    Me alegra que el mundo blog te arrope tan bien, a mí me pasa lo mismo.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holis, guapa! Me alegro que haya gente que opine como yo o similar, llegué a pensar que era un bicho raro.

      Como siempre, muchas gracias por comentar y compartir de igual forma tu experiencia. Un besado y feliz fin de semana también.

      Eliminar
  3. Hola,
    Yo he sufrido bullyng por lo que fuera por decir lo que opino, por no decirlo y por permitir muchas cosas que bueno, al final queda en vanalidades sin sentido. Me gusta lo que expones pero también la realidad que no has dudado en comentar y es que, todos nos creemos con la libertad de hablar, comentar o criticar sin saber lo que el otro pasa. Me lo han hecho y muchas veces solo que con el inconveniente de que yo siempre he tenido que aceptar las excusas de los demás. Llegué a un punto en el que no compartía mi vida en Facebook y entonces fue cuando todos preguntaban ¿donde está? ¿Qué le pasa? Incluido gente que no me había dirigido la palabra en su vida. Bueno, no soy perfecta, pero algo que has dicho es indispensable si tratas bien y con educación yo te trataré de igual forma. Es un tema en lo que tendría mucho que contar pero espero que puedas llegar a hacerte una idea. Un saludo y buena entrada!! 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y compartir tu experiencia, me alegro de que te haya gustado mi entrada. La verdad es que no me gusta que me tomen el pelo en ese aspecto de te trato bien cuando me interesa y cuando no pues sigo la corriente a los demás y si te sientes mal te aguantas, es algo que no se puede permitir y si una persona te trata mal tienes todo el derecho del mundo a distanciarla o a anularla de tu vida.

      Un besazo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu comentario y compartir tu experiencia, me alegro de que te haya gustado mi entrada. La verdad es que no me gusta que me tomen el pelo en ese aspecto de te trato bien cuando me interesa y cuando no pues sigo la corriente a los demás y si te sientes mal te aguantas, es algo que no se puede permitir y si una persona te trata mal tienes todo el derecho del mundo a distanciarla o a anularla de tu vida.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. ¡¡Wolas!! *-*
    Es la primera vez que me cruzó con tus Letras por estos Lares... Y por estos Lares también llevo un Tiempo, aunque en los últimos tiempos hay estado bastante off...
    El caso es que yo también empecé a escribir en mi Blog para desahogarme... Para dejar que las Palabras que tanto daño me habían hecho, se marchasen... Me dejasen volver a respirar... Al principio, también me daba mogollón de cosa mostrar lo que era, quién era a través de este Mundo... Sin embargo, por otro lado, resultaba más sencillo explicarlo... El caso es que comprendo muchas de tus Palabras. Sin embargo, no creo que sea malo dar tu opinión. Una opinión no tiene por qué ser una Crítica. Yo creo que las opiniones, hacen que puedas ver una misma cosa, desde otro punto, desde otra perspectiva. Y eres tú quién debes decidir si, hablando mal y pronto, "te la pasas por el forro" (?) o la aprovechas. Puedes aprender mucho de ello.
    En cuanto al Bullyng... Te hablaré como docente que soy... Me da muchísima rabia y no lo soporto. Siempre trato de que mis niñ@s comprendan que no pasa nada por ser distinto, por tener gusto distinto... Que podemos aprender de otros que no son igual que nosotros. Me gusta explicarles que cambiar es necesario, que no pasa nada tampoco si nuestros gustos cambian... Porque cambiar es necesario, siempre que seas Tú quién decida ese Cambio... (Aunque, por desgracia, muchas veces los Cambios están provocados por Situaciones que no esperabamos u.u) Para lograr que entiendan ciertas cosas, suelo hacer ciertas "tonterías" como teñirme el pelo de colorines...
    En fin... ¡Espero ir conociéndote!
    ¡Un besi! ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y puedes pasarte por estos lares siempre que quieras. Me alegro de que te haya gustado la entrada y de que compartamos muchas cosas. Me gustan esas personas que enseñan a sus hijos a comportarse como seres humanos y comprender que ser distinto no es malo, si los tuviera, también les inculcaría lo mismo. Es cierto que los cambios los decides tú mismo y porque te nace hacerlos, no porque te lo exijan de esta u otra forma.

      Sigue conociéndome, parece muy bien. Un besazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TAG: 18 songs

Estupidez Humana:

Pensamientos Negativos: