Meditación:



Bueno, en la entrada de hoy he decidido empezar con algo que tiene que ver con la salud y la relajación interior y de nuestro cuerpo. Voy a hablar desde mi experiencia, explicaré cómo lo hago yo para intentar explicaros lo beneficioso que es para las personas tomarse unos minutos de desconexión total del mundo y dejar de pensar en algo que nos preocupa, nos inquieta o nos ronda por la cabeza sin cesar, es una buena forma de permanecer relajados, impasibles y dejar que las buenas vibraciones formen parte de nuestro cuerpo y alma. 

Me siento en una silla totalmente recta, cierro los ojos y empiezo a inspirar y expirar durante cinco o diez minutos, consiguiendo que ningún pensamiento interfiera en ese momento. Pongo las manos con las palmas hacia arriba y simplemente imagino que una llama intensa recorre todo mi cuerpo poco a poco, eliminando cada cosa negativa que hay en mí, cada punto de nerviosismo que persiste en mi interior, disolviendo cualquier malestar que siento en mi cuerpo y las sensaciones de negatividad en mi alma. Al principio, es verdad que es bastante difícil desconectar porque nuestra mente no para de recordarnos lo que tenemos que hacer en unas horas, lo inseguros que somos, que estamos nerviosos, etc. pero podemos centrarnos en nuestra respiración, en inspirar y expirar, en llenar nuestro abdomen y expulsar el aire, así empezamos a dejar los pensamientos a un lado y concentrarnos en nuestra respiración y en nada más.

Lo que se consigue al terminar la sesión de los minutos que hayamos elegido meditando es una relajación completa, en mi caso, me siento más llevadera, tranquila y con ganas de hacer cosas, sin estrés. He empezado a pensar un poco más positivamente, a parte de otras cosas que ya comentaré en otras entradas, pero llega a ti una forma de estar más contigo misma, de sentirte en tu interior, de tenerte en cuenta y de ver que realmente funciona lo que estás haciendo. Además, si se decide meditar junto a la naturaleza, ayuda mucho el aire que proviene de cualquiera de los lados desde donde tú estás, si estás cerca de un río o del mar, por ejemplo, ese sonido también nos puede llevar a empezar bien la meditación. Lo importante es no tener ningún pensamiento en nuestra cabeza y, si llega alguno, quitarlo inmediatamente de ella; ocurrirá las primeras veces, luego desaparecerán con la práctica.

Soy una persona muy nerviosa, enseguida me estreso y empiezo a tener malestares estomacales e intestinales cuando me pongo así, me pueden durar días o una semana como mucho, así que, ésto me ayuda mucho a apaciguar ese nervio, a hacer que desaparezca. Cuando me siento nerviosa, también empieza a darme una ansiedad que no sé cómo pararla, así que, empiezo a hacer respiraciones profundas y empiezo a tranquilizarme, ha sido muy difícil para mí controlarlo pero meditar ayuda mucho, tengo una mente muy inquieta y siempre he sido muy negativa, intento que todo esto se equilibre a base de acciones relajantes como ésta, por ejemplo, aunque aún hay más que ya os iré explicando. A las personas a las que nos ataca el nervio, siempre intentamos encontrar cualquier cosa que consiga relajarnos, como es evidente y, la verdad es que siempre que me han comentado algo parecido, he aconsejado la meditación, aunque solo sean cinco minutos de vuestra vida, con eso es suficiente para empezar y cada semana vais aumentando el tiempo.

He encontrado bastante mejoría con ésta técnica. Es muy útil porque la puedes hacer en cualquier lugar y sin necesidad de cerrar los ojos y sentarte de ninguna forma específica, simplemente, puedes andar por la calle haciendo respiraciones profundas y sin pensar en nada en absoluto, eso es estar con uno mismo, también es meditar. Es muy beneficioso para nuestro cuerpo porque nos ayuda a dejar de lado todo lo que nos preocupa o lo que nos provoca ansiedad, cortar un poco nuestra rutina diaria y estresante que podemos tener todos y dejarnos llevar durante unos minutos con algo tan simple como ésto. Cuando podamos hacer una hora de meditación, empezaremos a encontrar la forma de serenarnos, de ver que no todo es superficial, que no todo son terceros y que debes cuidarte, debes mirar dentro de ti y encontrar lo que te está perturbando en tu interior para conseguir arreglarlo a base de éstas técnicas, es una forma de quererte un poco más cada día.


PD: Estos temas formarán parte de la sección salud y relajación, iré poniendo muchas de mis experiencias de este tipo por si os interesa informaros o practicarlo. De todas formas, me gustaría saber vuestra opinión.


Espero que os haya gustado esta entrada, lectores. Un beso y un abrazo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TAG: 18 songs

Estupidez Humana:

Pensamientos Negativos: