Música:



He hablado de lo que significa la música para mí en mis otros blogs, pero es necesario reflejarlo en éste, dado que, es algo más que personal. Es profundo, intenso y tienes tal conexión que eres incapaz de explicarlo, tan solo fluye con soltura y con vibraciones que llegan a todo tu cuerpo, haciéndote sentir presa de las sensaciones, haciéndote conectar con lo más profundo de ti y recordar exactamente quién eres y qué puedes hacer para seguir adelante cuando más jodido estás. 

La música me ha ayudado en muchos momentos de mi vida, en especial, en aquellos en los que me autodestruía a mí misma o cuando tenía depresión, era algo que me hacía levantar la cabeza y sentir que todavía formaba parte de algún sitio, que podía respirar antes que ahogarme en un profundo estanque del que pensaba que no saldría en mucho tiempo, hace que reflexiones sobre qué es lo que no funciona en tu alrededor o lo que no funciona en ti mismo. Cuando no tengo la respuesta a algo que me pregunto, que me preocupa o que, simplemente, me agobia, tan solo me pongo los auriculares y dejo que mi mente se relaje, que florezcan pensamientos con lo que poder solucionar mi problema.

Muchos dicen que el heavy metal es ruido, por ejemplo, pero yo lo reduciría a que es pasión por lo que uno transmite, creo que el fuego interior de cada uno de ellos siendo capaces de plasmarlo en palabras, en acordes y en las propias voces de los cantantes. A mí me da igual cómo vayan vestidos, la cuestión es que la persona que lo está expresando, sepa cómo hacerlo y, si verdaderamente te llega lo que dice, entonces sigue escuchándola porque vale la pena. Es algo por lo que me gustan las guturales, es un grito como de desahogo, de sentir que está ahí dentro de ti, de ver cómo va saliendo poco a poco aquello que te perturba o te hace sentir como una mierda, no es ruido ni perros ladrando como he escuchado por ahí a veces, el que dice eso no tiene ni idea de qué significa. Otros se expresan con máscaras, ellas mismas dicen algo, sacan lo malo de ellos mismos, ponen un significado tan profundo que no esperarías. Esa misma conexión no ocurre con la música pop (que en otra entrada ya hablaré de ello), a mí no me llega simplemente porque siempre hablan de lo mismo (amor, desamor, enemistad) y digamos son temas que llega un momento que aburren porque reiteran demasiado. 

Realmente, transmite lo que sienten las personas. Profundiza en tu interior y te hace sentir bien porque es como si hablaran contigo, como si esas letras fueran para ti, como si todo lo que conocieras fuera pintado de realidad, todo el dolor que sientes desapareciera y fueras capaz de ver las cosas desde otra perspectiva. No se habla sobre cosas rolleras y repetitivas sino que dejan que veas que lo que dicen de ti no sirve de nada, que tu eres tú y no necesitas la valoración de nadie para progresar, piensa en cuál es tu objetivo y síguelo aunque caigan piedras del cielo, aunque te sientas que quieres morir; incluso, hay muchos temas en los que te identificas y dices: "Tengo que hacer algo para cambiar ésto", tan solo con escuchar unas pocas palabras. Como con la música, también pasa con las series, te dejan una lección de la que puedes aprender muchas cosas y te das cuenta de que otras personas también lo pasan realmente mal, no necesito que me lo diga el telediario con un montón de negatividad surcando el poco espacio que existe de la televisión a mí.

La música no cuesta dinero y lo que te hace sentir, mucho menos. Hace que te muevas, que sientas, que experimentes, que te sientas en completa sintonia con otra persona que escucha lo mismo que tú, despeja cualquier duda de tu mente en la que creas que tus acciones son erróneas, te relaja y desahoga para que puedas seguir con la mañana que llevabas, incluso hace que la ducha sea más llevadera y llena de movimiento (con cuidado para no caerte en la bañera). Trata sobre la unión, sobre mantenerse de pie en vez de caerte constantemente en el barro, poner el corazón en vez de la mente y cambiar la mirada en la que ves, transformando cada parte de tu ser en algo más que células, en partes de palabras, de ritmo, de sentimiento, de fluidez y comunicación, es una forma especial de comunicarse, de conectar con otros y de empatía por aquello que transmiten. 

Como he dicho, no lo cambiaría por nada del mundo, da igual quién te diga, es un respiro, es un grito de atención para reivindicar algo, para crear un sentimiento en alguien y un suspiro de devoción, se transforma en ganas de hacer cosas, de eclipsar el mal que te rodea, de dejar que las lágrimas salgan a borbotones y encontrar a alguien que las ha llorado mucho antes que tú y que sintió lo que tú sentiste en un momento determinado. El potencial recorre todo tu cuerpo como una pequeña descarga eléctrica y te anima tanto que es imposible de explicar, es como si te dijeran mucho más personas que ni conoces que aquellas que tienes al lado. Es mucho más que intenso sentir que alguien te entiende y conecta contigo sin conocerte, con tan solo su voz, es algo que no conseguirán personas normales que pasean por la calle. Así que, ¡a brillar con la música que nos deja una sonrisa cada día y nos mantiene cuerdos!


Espero que os haya gustado la entrada de algo tan preciado para mí como es la música. Un beso enorme.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Bienvenida Blog:

TAG: 18 songs

Estupidez Humana: