Princesas:



Hay varias cosas con las que no me identifico. Una de ellas, es la moda, dado que, no me crea especial atención el hecho de ir como el resto de personas que hay a mi alrededor, parecen copias sacadas de una misma máquina, robots que aprecian más su ropa que a ellos mismos; lo siento, pero es penoso. Lo que sí llama mi atención, es por qué tiene que haber cada vez una moda sobre un color diferente, los que siguen esas cosas, al final llenan el armario compulsivamente, de una manera un tanto inútil porque la cuestión parece que es el acumular cada vez más y así ir con un modelito cada día, fabuloso.

Otra cosa que no va conmigo es el hecho de maquillarse como un payaso. No es necesario ponerse tanto colorete en los mofletes para destacar, tanta sombra de ojos que parece que les han pegado un puñetazo, en serio. Éstas actuaciones me parecen más bien métodos para llamar la atención de los demás, especialmente a los tíos, si ese "payaso" ha decidido vestirse con un escote en el que enseña más los pechos que ninguna otra cosa y con unos pantalones tan estrechos como les es posible para marcar trasero. Para que luego digan de los heavys que, según los demás, llamamos la atención, a mí no me lo parece porque por lo menos no hacemos que otros nos claven esa mirada que es más sexual que otra cosa.

Lo que suelen hacer más a menudo es gritar por la calle con sus amigas/os haciéndose notar por allá donde van. En mi idioma, ser una persona decente es hablar con educación y, al menos, hablar con el tono de voz correcto para no molestar a los demás pero, se ve que para esta gente, es algo imposible, necesitan de alguna manera, dar el cante. A parte de ésto, la mala educación se respira en el aire porque se tropiezan con otra persona y, en vez de disculparse como haría cualquier otra persona con un mínimo coeficiente intelectual, simplemente pasan de largo; ante este hecho, el otro se queda mirándolas como diciendo: "Pues oye, usted perdone, que es el ombligo del mundo y yo ni idea". 

Otro tema es el asunto de combinar absolutamente todo, digamos que tienen un montón de conjuntos en el armario que yo creo que ni ellas/os mismos se aclararán. Una cosa que sí que no entiendo, a parte de lo que he venido diciendo, es el hecho de llevar el color fosforescente, ¿en serio os parece mínimamente atractivo? Y, no se dan cuenta de que, en vez de ir vestidas/os son un puñetero semáforo con patas que creo que hasta vislumbra. Sus armarios están a reventar pero siguen comprando más ropa, como si de una obsesión se tratase, no entiendo cómo se puede acumular tanto en un mismo lugar, cómo una persona es capaz de usar una sola prenda en la vida y dejarla allí como si no fuera a usarla más, como si fuera lo más barato del mundo, cuando la moda ahora es comprarte ropa en tiendas caras que, a decir verdad, tampoco lo entiendo, luego hablamos de crisis y mierdas en vinagre.

A éste tipo de personas las llamo "princesas" y ahora os diré por qué. Entre otras cosas, porque son los típicos niñitos/as de papá y mamá que lo único que quieren es ser beneficiados con todo lo material que puedan darles y, si es ropa a la moda y un coche para ir a presumir delante de sus amigos/as mejor que mejor. Luego son los típicos que quieren dan a entender otra cosa distinta a lo que son, dado que, si los demás fuman, ellos también, si hacen botellón y llegan al coma etílico, de fábula y, si además añaden un poco de pastillas de vete tú a saber para que se despierten en las fiestas, pues ya están en el mismísimo cielo. Para mí no tienen la decencia ni siquiera de ser "princesas", son copias que no tienen personalidad alguna y solo miran para ellas/os mismas/os. 

"Princesas" que andan con tacones y no saben andar encima de ellos, no saben cómo poner un pie delante del otro sin provocarse un esguince en el tobillo. Son capaces de sufrir para presumir, una frase bastante idiota a decir verdad, porque por lo menos yo intento ir lo más cómoda posible, dado que, si voy a andar bastante pues mejor "Converse" que no el tacón ese de aguja que se ponen. A parte de eso, no sé si es por el tema de la altura o si es por su misma prepotencia, no sabrán andar en tacones pero sí mirar por encima del hombro como si los demás no fueran nada comparado con ellos/as. No tenemos tanto dinero, ni tantos cuidados, ni nos compran todo lo que queremos, ni nos regalan un coche y nos lo dejan en la puerta para que podamos enseñárselo a nuestros amigos/as, somos más humildes que eso e intentamos comprar las cosas con nuestro dinero.

Típicos/as que son increíblemente guapos/as pero que, cuando hablan, la cagan. Lo que creo es que ni siquiera les han enseñado a hablar, ni siquiera son capaces de entender aquello que les estás diciendo porque están más pendientes de que tienen que ir a comprarse no sé qué camiseta que les cuesta trescientos euros en una tienda donde la música "chumba chumba" está tan alta que piensas que te van a reventar los tímpanos, que pendientes de lo que les estás hablando que, lo mismo, tiene más interés y sirve de mayor crecimiento personal que sus estúpidas prendas caras e insulsas, lo mismo da una camiseta de diez euros que de sesenta. 

Bueno y ahora ni qué decir de sus absurdas dietas, que parece que siempre estén en ello, reduciendo kilos que, más que sobrar, les faltan. Cogen ídolos de la televisión y se ponen a la misma medida que ellos, e incluso, se visten igual o se maquillan de igual manera, pero con tal de ser mejores de lo que son, ya es un logro, es algo que es tontería porque tú eres tú y por mucho que te pongas encima, vas a seguir siendo tú, así que, es mejor aceptarlo que pasarte la vida perdiendo el tiempo en modas. 

Es algo que me apetecía compartir, son personas que diariamente se ven por la calle y, si hablamos con ellas pues yo creo que ya tenemos una experiencia desagradable más tanto para nuestra vista como para nuestros oídos. Así que, como siempre:


Espero que os haya gustado la entrada. Un beso y un abrazo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bienvenida Blog:

TAG: 18 songs

Estupidez Humana: