John Verdon: "Controlaré tus Sueños"



Sinopsis: Cuatro personas que no se han visto nunca y que no parecen tener nada en común explican que han tenido la misma pesadilla recurrente, cuyo elemento más inquietante es un cuchillo ensangrentado con la cabeza tallada de un lobo en la empuñadura; todos ellos, son hallados muertos posteriormente. La policía descubre que éstos hombres tienen dos hechos significativos en común: Todos habían pernoctado en el mismo hotel viejo y misterioso de las montañas Adirondack y que todos habían visitado al mismo hipnoterapeuta. Gurney se apresura a resolver una serie de interrogantes imposibles que, esta vez, desconcertarán a su cabeza tanto como a su corazón.

En el día de hoy, voy a hablaros del quinto libro de la increíble saga de John Verdon. Ha seguido durante los cinco libros mostrando la relación que mantiene el protagonista Dave Gurney con su mujer Madeleine, nos expresa en cada momento sus emociones, la forma que tienen ambos de expresar aquello que no les parece bien o están en desacuerdo; en éste último libro, ha demostrado el cariño y preocupación que muestra Gurney por su esposa, la necesidad que tiene de que se sienta bien, en este caso, mentalmente. La ayuda en todo momento cuando nota que empieza a tener una especie de desequilibrio emocional y quiere ser parte de esa recuperación que está pasando, quiere mejorar ese pasado que la atormentó.

Ha sido capaz de transmitir, como en los cuatro libros anteriores, esa intriga que hace que no puedas despegarte del libro ni un segundo, que te mantengas a la espera de saber quién es el asesino y dando cuenta de todos y cada uno de los detalles que tiene el protagonista para ponerle cara al hombre que ha llevado a cabo semejante masacre. También ha querido que te rodees de cada espacio en el que se encuentran Dave y su esposa, las relaciones que mantienen, describiéndolas minuciosamente pero sin ser demasiado incisivo en ello, dándole cierta libertad al lector de la misma forma para que imagine lo que se describe.

Se sigue manteniendo la misma fluidez y las personalidades de los personajes. Gurney sigue manteniendo ese carácter curioso, empeñado en entrar a fondo en el caso que le ocupa en ese momento y decidido a terminar con lo que le han encomendado; Madeleine, tan en desacuerdo con que su marido sea el único que deje su vida en manos de un loco desconocido y que ella no pueda hacer nada por evitarlo (aunque en éste libro, se ha mostrado comprensiva y abierta en cuanto a lo que resolver el caso se refiere); Harwick, con su incesante sarcasmo y socarronería, llena de toques graciosos y vulgares que invitan al lector a soltar una pequeña carcajada o a sonreír mientras lees sus líneas.

En este libro, le ha dado un toque un poco más orientado al tema militar en cuanto a lo que se refiere a dispositivos de audio y escucha, al igual que, al tema del poder, el dinero, el control y demostrar que una persona es capaz de matar por conseguirlo sin ningún remordimiento aparente. Te enseña que, por mucho que los medios, las personas de la calle o cualquier otro medio de comunicación, acusen, critiquen o vejen a una persona, puede que aquello que sale de sus bocas tan fácilmente pueda no ser cierto, pueden estar equivocados en cada parte de lo que dicen, dado que, abren la boca sin saber. El detective Gurney no se deja guiar por aquello que oye, sino que, es capaz de ver más allá, para él todo es transparente, puede unir los puntos y dejar fuera cualquier duda de que esa persona no es culpable o que sea inocente, sabe cómo transmitir el transcurso de una investigación y hacer hipótesis con total soltura para llegar al final de todo el sufrimiento que el culpable intenta causar a las víctimas que han quedado después del desastre.

John Verdon permite ver cada punto en el que se encuentra cada uno de los personajes, muestra sus vidas tal y como son, sientes lo mismo que ellos en los momentos difíciles o en los de acción, incluso sientes la misma preocupación que siente Madeleine cada vez que Gurney se enfrenta a un asesino, a alguien que está fuera de su casa, e incluso, a sus propios miedos. Te adentra en la locura que es capaz de vivir en cada caso, te permite profundizar en cada paso de investigación, e incluso, tú mismo creas las hipótesis que pueden acontecer en tu mente sobre el mismo caso; hasta que te resulta cada final de cada uno de los libros porque, a decir verdad, nunca esperas quién es el culpable de toda la trama ideada por el mismo autor para mantenerte expectante.

Pasar a través de esta serie de lecturas increíbles ha sido fantástico, espero que haya un sexto porque nunca deja de sorprender cada palabra, cada caso y cada investigación minuciosa de los hechos acontecidos rodeada por Gurney, Madeleine, Hardwick y personajes como Fenton, Robert Wigg, etc. Consiguen llenarte de ideas, hipótesis y sonreír en cada pasaje sarcástico, es una sensación única.


Espero que os haya gustado esta reseña de una de mis sagas favoritas. Un beso y un abrazo, queridos lectores.

Comentarios

  1. Estupenda y trabajada reseña. Aunque les tengo echado el ojo todavía no he leído nada de este autor, en verano me hago con uno. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado la reseña y de verdad recomiendo la lectura, es increíble. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bienvenida Blog:

TAG: 18 songs

Estupidez Humana: