Serie "The Middle":



Hoy quería recomendaros otra serie que ha resultado ser de mis favoritas, cosa que no esperaba en un principio. Por una parte, es adorable, es algo rutinaria y bastante amena y divertida. No tiene nada que ver con series como "Modern Family" o "Los Goldenberg", es mucho más que eso, me ha llenado mucho esta serie por la normalidad en las actuaciones de los actores (te llegas a creer que es una familia de verdad), empiezas a conocerles, a saber cómo actúan y por qué siempre hay peleas entre hermanos. Tiene nueve temporadas y hace una semana que ha terminado, ya no sale en televisión y la echo bastante de menos, me sentaba en el sofá justo a las siete y media cada tarde para ver las repeticiones de los capítulos y los domingos esperábamos a las once para poder ver los nuevos. Ahora sabréis por qué no podéis perderosla...

Empecemos de izquierda a derecha (en la imagen). Axl Heck es el típico hermano mayor que siempre se mete con sus hermanos pequeños, pasa de todo y llega a la nota media en los exámenes por pura chorra, el guaperas que tiene amigos de toda la vida, el que pone de los nervios a su madre y deja los calcetines sudados por toda la casa y, además, le roba a sus hermanos las primeras experiencias de sus padres, aunque es normal, él salió el primero. Seguimos con Sue Heck, es la hermana mediana y es increíblemente feliz, siempre está sonriendo por muy mal que salgan las cosas, se entusiasma por todo y trata de que su madre siempre tenga ese "Día de la Madre" perfecto, saca buenas notas, se esfuerza por entrar en todos los grupos del instituto, es original, no se deprime nunca por nada, sus profesores del instituto no la recuerdan demasiado pero ella intenta dejar siempre una huella en los demás para ser recordada, además, constantemente se pelea con el insoportable de Axl, de hecho, no cree que sea importante para su hermano mayor, suelen pasarse el día compitiendo entre ellos por todo. Seguimos con uno de los pilares fundamentales de la familia: Frankie Heck, hasta las narices de recoger los calcetines sucios de Axl de la cocina y de cualquier otro lugar de la casa, siempre tratando de solucionar los problemas de sus hijos, además de ir al trabajo y agobiarse cuando se pelea con Axl, necesitando ser querida y que le agradezcan todo el esfuerzo que ella siempre hace por su familia, es amable, muy activa, agradable y una madre estupenda. Seguimos con el inmutable Mike Heck, otro de los pilares fundamentales de la familia, se pasa el día trabajando pero nunca llegan a final de mes, no tienen casi dinero para arreglar todo lo que se rompe en su casa, pero siempre se esfuerzan por tener comida en la mesa, no es bueno expresando sus sentimientos pero quiere a su familia con locura aunque nunca lo diga, no es demasiado romántico pero apoya a su mujer en todo, siempre arreglando los problemas de sus hijos y enganchado al sofá y a la televisión cada tarde. Por último, ¡tenemos a Brick Heck! Es súper inteligente, gracioso, susurra palabras cuando miente, siempre se pregunta cosas sobre su alrededor y no le prestan casi atención porque es el hermano pequeño de los tres, le encanta leer y prefiere una noche de lectura que salir con los chicos de su clase, no es muy sociable y saca muy buenas notas, es algo normal en él.

Tras esta presentación de los miembros de la familia Heck, os puedo decir que, aunque los capítulos sean algo parecidos o tenga cierta correlación entre ellos, puedes ver cómo los personajes de la serie van evolucionando poco a poco. Al principio, Axl no parece tener demasiados sentimientos por sus hermanos o la familia, parece no importarle nada pero, luego te vas dando cuenta por qué se comporta de esta manera (no os lo digo porque os lo puedo fastidiar); podemos ver a Sue enamorarse varias veces y cómo se esfuerza en cada relación que ha tenido, cómo por muchas caídas nunca deja de ilusionarse y entusiasmarse. Ves cómo Brick sigue igual pero, tiende a mejorar su sociabilidad poco a poco, algo más curioso, habla más rápido pero siempre está enganchado a la lectura, creo que esto es lo único que no cambia. Podemos ver los miedos de Frankie, siempre teme que sus hijos se vayan de casa, que sigan adelante sin ella, que dejen de necesitarla, podéis ver cómo va dando estos pasos tan importantes, cómo es feliz con su familia a pesar de no tener casi dinero y no poder arreglar la lavadora o los azulejos de la pared de la bañera. Vemos cómo Mike, se va abriendo poco a poco a su mujer y a sus hijos, cómo se van desarrollando las relaciones entre ellos conforme van creciendo sus hijos, es increíble ver desarrollarse todo esto.

Se podría decir que es una familia llena de caos en todos los aspectos, vemos cómo esto no les afecta para nada, vemos cómo siguen sus vidas tratando de ser felices y sin preocuparse si ha llegado el segundo aviso para pagar la luz. Viven entre pobreza un día tras otro pero nunca se rinden, toman difíciles decisiones cada día y se hacen cargo de tres hijos con las difíciles situaciones que cada uno traiga del instituto. Me ha encantado ver cómo han ido evolucionando, formando sus personalidades, de hecho, esperaba que la cagaran al final pero le han dado uno para cada uno de los personajes para que el espectador no se quede a medias ni se pregunte qué habrá ocurrido con uno u otro, realmente, me ha parecido una serie preciosa, he llegado a cogerle mucho cariño.

Todo en ella muestra que, a pesar de las peleas constantes que tienen se quieren, a pesar del desastre, siguen apoyándose entre sí aunque no se diga en voz alta, aunque no tengan dinero y los hermanos pequeños tengan que heredar la ropa de los mayores, siempre tienen una sonrisa en la cara y saben lo que es la felicidad. Se ve cómo una familia puede seguir adelante a pesar de las difíciles circunstancias que vienen a su lado cuando no se gana lo suficiente para una familia numerosa. Es increíble la unión entre Frankie y Mike, ya no son jóvenes ni hacen lo que hacían antaño pero, podemos ver cómo se apoyan, cómo a pesar de las lágrimas y los miedos que sufren por sus hijos, el dinero y el trabajo, consiguen permanecer al pie del cañón sin rendirse, sin parar. Tampoco se preocupan por no tener dinero, todos sus hijos piden una beca para ir a la Universidad, se sienten tan agradecidos que no dejan de dedicarse sonrisas, te hace darte cuenta de muchas cosas...

He admirado mucho a los personajes de esta historia de nueve años de duración, está claro que se les echará de menos porque no hay otra familia igual y, mucho menos, en Orson. Tampoco olvidaremos los pequeños toques de historia y de tradiciones que añadieron al empezar un capítulo, son realmente interesantes y hacían que me quedara a verlo entero, así es como lograron cautivarme. Me he reído muchísimo con ellos y me han enamorado, cada personaje por separado y juntos, como los podéis ver en la fotografía. A veces, reconocen que tienen tres hijos pesados y muy agobiantes pero, pueden con todo y más, incluso al final, siguen haciendo cosas juntos. ¡Admirable! Os la recomiendo cien por cien, aunque sea bastante larga y algo monótona al principio, tan solo poned atención a los detalles y veréis cómo os engancha y os hace reír tanto como a mí, hay pocas series que expresen tantas cosas como esta...

Os dejo por aquí una recopilación de momentos en inglés para que os ayude a decidir si queréis verla o no, ¿de acuerdo? No os va a decepcionar, os lo aseguro:


¿Habéis visto esta serie?¿Os ha gustado? Los que no la habéis visto... ¿os he convencido? ¿Qué os parece?


Espero que os haya gustado esta fantástica recomendación y que valoréis el verla porque expresa muchas de las cosas importantes de la vida. Un beso y un abrazo, lectores.

Podéis visitar y seguirme en Instagram, cada día tenéis actualizaciones sobre mi día a día y fotos nuevas: 

También, podéis seguir la página de Facebook del blog: 

Por último, seguidme en Twitter: 

Comentarios

  1. ¡Hola! En casa somos muy fans de la serie, de hecho creo que en alguna ocasión la recomendé en el blog.
    Mis hijos siempre me dicen que soy la madre porque ella durante los Oscar y muchas otras festividades adorna la casa con cosas relacionadas a lo que van a ver y lo prepara todo muy temático y yo siempre lo he hecho,hasta con Eurovisión y eso que siempre supe que era todo politiqueo, jejeje, pero lo importante es poner ilusión, y decorar una habitación y ver en familia el final de la Fórmula I, el Mundial de fútbol, Los Goya, Eurovisión o alguna serie molona, con cosas que pegan y comiendo algo especial es genial, aunque luego pierda nuestro equipo o nuestro deportista.
    Un saludo y me has traído muy buenos recuerdos de la serie, la veía con mis hijos cuando salían del instituto y nos reíamos un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que haya por aquí fans de la serie! Anda, qué casualidad que seas como Frankie Heck en esos temas porque, me encanta la ilusión que le pone a todo como tú bien dices. Es preciosa y nos muestra muchas cosas, terminó hace casi dos semanas con la novena temporada y como que me dejaron con ganas de más...

      ¡Un besazo y gracias por comentar!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi experiencia en la Universidad:

Pensamientos Negativos:

Personas Tóxicas: